sábado, 2 de enero de 2016

Procida

                                                                                   Mapa de Procida


Procida es una isla del archipiélago de la Campania, ubicada en el Mar Mediterráneo y perteneciente a Italia.

La isla está separada del continente por una distancia de 3,4 kilómetros, por el Canal de Procida.
Su altura máxima es la colina de Terra Murata, de 91 metros de altitud.
La isla es de origen volcánico, al haber surgido a causa de las erupciones de al menos cuatro volcanes diferentes que habrían tenido lugar hace más de 17.000 años, volcanes que actualmente están totalmente apagados y sumergidos bajo el mar.

Su economía se basa principalmente en el cultivo de cítricos, la pesca y el turismo.



                                          Situación de Procida en el Golfo de Nápoles




Datos estadísticos:

Superficie - 3,7 Km²
Población - 10.694 habitantes (datos de 2004)
Densidad - 2.593 hab/km²







UN POCO DE HISTORIA

La isla ya estaba habitada en torno a los siglos XVI - XV a.C. por colonos micénicos.
En época romana fue lugar de descanso y recreo para los patricios.
Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, Procida sufrió diversas devastaciones causadas por vándalos y godos.
Durante los conflictos de las Vísperas sicilianas, la isla estuvo controlada desde 1286 hasta 1299 por la flota del rey aragonés de Sicilia.



                                                          Torre de vigilancia



                                                               Tierra Murata




ARQUITECTURA Y TRADICIONES INSULARES

Tierra Murata es el asentamiento más antiguo de la isla y durante siglos, la única parte habitada. El nombre original era Terra Casata y se trata de un típico burgo medieval que pasó a denominarse Terra Murata en el siglo XVI cuando el señor feudal de la isla, el cardenal Innico D´Avalos, mandó construir la muralla que debía defender a los habitantes de los continuos ataques de los bárbaros.
Desde este punto se observa la imagen de Marina Corricella como un anfiteatro de color pastel abierto al mar.
Es digna de mención la Abadía de San Miguel Arcángel, del siglo XI, que surge en el promontorio de Tierra Murata, sobre el mar, testimonio del papel que desempeñaba en el pasado el lugar como centro religioso y cultural de la isla.

Las casas pintadas de colores le dan un aspecto casi irreal. Los pescadores pintaban la casa del mismo color que su barca con la finalidad de distinguirlas más fácilmente cuando llegaban a puerto. Las casas descienden de la montaña hacia el mar en forma escalonada.

La Procesión de los Misteri invade las calles de Procida con colores brillantes en Viernes Santo. Los hombres visten unas túnicas azules y capuchas blancas, y las niñas representan a la Madonna, mientras que las estatuas y pinturas de Jesús y María que representan momentos de la crucifixión viajan por la isla.
Su procesión de Viernes Santo es una de las más antiguas que se conocen.

                                                                          La Procesión de los Misteri






                                                  Abadía de San Miguel Arcángel



UNA ISLA DE CINE

Grandes directores de cine han utilizado a la isla de Procida como escenario para algunas de sus películas en las que muchos isleños han participado como extras, entre ellas "El cartero y Pablo Neruda", rodada por Máximo Troisi en 1994  o "La isla de Arturo" o "El talento del Señor Ripley", adaptación de la novela de Patricia Highsmith.
Cada año se celebra un festival de arte y cine, Il Vento del Cinema, cinco atractivos días para los amantes del séptimo arte.



                                                        El cartero y Pablo Neruda



                                           Iglesia de Santa Margarita y restos del convento




                                                                               Puerta de Mezz´Omo


¿Te ha gustado? Entonces quizás te interese:

Isla Gallo Lungo
Isla Lampedusa
Isla Pantelaria
Isla Isquia
Isla Lípari
Isla Caprera

No hay comentarios:

Publicar un comentario