domingo, 23 de abril de 2017

Flatey

Mapa del archipiélago donde se sitúa Flatey

Flatey es una isla situada en el Océano Atlántico y perteneciente a Islandia.

Flatey es la más grande de un archipiélago de unas cuarenta islas e islotes situados en Freiōafjörōur.
La isla se creó a partir de un gran glaciar durante la era de hielo.
Su nombre en islandés significa "isla plana", pues apenas tiene algunas colinas.



Situación de Flatey en el noroeste de Islandia


Datos estadísticos:

Superficie - 22 Km²
Población - 5 habitantes






UN POCO DE HISTORIA

La isla de Flatey solía ser uno de los principales centros culturales de Islandia, con su monasterio, que ya no existe, fundado en 1172 en su punto más alto.
En la isla se escribió el mayor y uno de los más bellos manuscritos medievales.
A mediados del siglo XIX, la isla seguía siendo un centro cultural y artístico.
Desde 1777 y hasta la última parte del siglo pasado, Flatey disfrutó de un crecimiento importante de su población, y durante mucho tiempo estaba masivamente poblada en relación con su tamaño. La isla era un importante centro de pesca.
Debido al cambio social su población estable se ha reducido a mínimos. En la actualidad, tan solo cinco personas habitan la isla pues la mayoría de las casas no están habitadas, excepto en verano.









FLATEYJARBÓK

Flateyjarbók o Libro de Flatey es uno de los más importantes manuscritos medievales de Islandia. Es también conocido como Codex Flateyensis.
El libro es el mayor y uno de los más bellos manuscritos medievales, comprendiendo 225 hojas de pergaminos, cuidadosamente escritas e ilustradas. Contiene mayormente sagas de reyes nórdicos.
El libro se escribió en 1387 y se completó en 1394. En su primera página declara que su dueño es Jón Hákonarson (1350-1416), un rico terrateniente del norte de Islandia.
El libro fue escrito por dos sacerdotes, Jón Póröarson y Magnús Pórhallsson.



Detalle de un folio de Flateyjarbók.

El rey Harald I de Noruega recibe el trono de Noruega de manos de su padre, según ilustración del Flateyjarbók.

FLATEY EN LA ACTUALIDAD

La isla tiene un sólo camino, que conduce desde el muelle del transbordador a la llamada "vieja aldea", consistente en algunas casas restauradas y tradicionalmente pintadas como hacían los habitantes originales de la isla.
La mayor parte de la vida de Flatey consiste en la ganadería de ovejas.
En la isla se encuentra un pequeño puerto y un faro.
La iglesia, construida en 1926, conserva en su interior pinturas con escenas de la vida de la isla, realizadas por el pintor catalán Baltasar Samper en los años 60. El pintor las hizo a cambio de alojamiento cuando visitó la isla.
En Flatey se encuentra la biblioteca más antigua y más pequeña de Islandia, construida en 1864. Esta biblioteca cobijó el famoso Libro Flatey y hoy conserva una copia del manuscrito.
La isla es hogar de varios tipos de aves migratorias, especialmente el frailecillo.
También se pueden ver unas 150 especies de plantas, árboles y flores, que incluyen algunas especies únicas.



Cementerio de Flatey


La antigua biblioteca de Flatey

Iglesia de Flatey

Interior de la Iglesia de Flatey


Faro de Flatey






Frailecillos atlánticos en plumaje nupcial

LITERATURA

"El enigma Flatey" es una novela del islandés Viktor Arnar Ingólfsson editada en España por Alfaguara.
Es una historia con toda la tradición literaria islandesa de fondo, con muertes y muertos, pero sin violencia.
Enmarcada en la isla de Flatey, en una comunidad agraria y pescadora de los sesenta, traza un bello retrato de una sociedad que ha cambiado mucho y una introspección en la profundidad del alma islandesa.
En la Islandia de 1960, tres cazadores de focas encuentran un cadáver en un islote próximo a Flatey. El triste Kjartan, ayudante del gobernador, llega a la isla para investigar el caso y sus pesquisas le conducen irremediablemente a un enigmático manuscrito medieval, El libro de Flatey, que contiene un misterio que nadie ha sido capaz de resolver.



El enigma Flatey











¿Te ha gustado? Entonces quizás te interese:

Isla Grímsey
Isla Ellioaey




sábado, 22 de abril de 2017

Krakatoa

Mapa de Krakatoa antes de 1883

Krakatoa fue una isla, situada en el Océano Índico y perteneciente a Indonesia.

Krakatoa, situada en el Estrecho de Sonda, entre las islas de Java y Sumatra, era una isla con tres conos volcánicos.
En mayo de 1883 comenzó una serie de erupciones que continuaron hasta el 27 de agosto de ese mismo año, cuando una gran explosión destruyó parte de la isla.



Estrecho de la Sonda

Situación de la Isla de Krakatoa

KRAKATOA ANTES DE LA GRAN EXPLOSIÓN

Antes de la erupción de 1883, Krakatoa estaba constituida por nueve kilómetros de largo y cinco de ancho.
La isla tenía tres cono volcánicos: Rakata, de 823 metros, Danan, de 445 metros y Perboewatan, de 122 metros de altitud. Danan pudo haber sido, por sus características, un volcán gemelo.
Krakatoa estaba sobre la zona de subducción eurasiática y la placa indoaustraliana, donde los límites emprenden un cambio agudo de dirección.



Dibujo de la erupción de 1883


ERUPCIÓN Y EXPLOSIÓN

Las primeras erupciones vaciaron parcialmente la cámara de magma, permitiendo la entrada de nuevo material a temperaturas muy superiores. En el proceso se generaron gases que incrementaron la presión en la cámara del magma de manera incontrolable, lo que se sumó al efecto de la mezcla entre el magma reciente y el ascendente. La combinación desató energías de un gran cataclismo.
La mayor de las explosiones desató una energía de 200 megatones, es decir, 10.000 veces más poderosa que la bomba atómica de Hiroshima.
Fue percibida en un 10% del globo terráqueo, viajando hasta la isla de Madagascar y Australia (una distancia entre ellas de 7.600 kilómetros).
Los tsunamis siguientes a la explosión alcanzaron 40 metros de altura matando a un total de 36.417 personas. No hubo supervivientes entre los 3.000 habitantes de la isla de Sebebi, a unos 13 kilómetros de Krakatoa. Los flujos piroclásticos mataron alrededor de 1.000 personas en la costa de Sumatra, a unos 40 kilómetros de Krakatoa.
Las áreas de Banten de Java y el Kampong sobre Sumatra fueron devastadas. Se encontraron más tarde grupos de esqueletos humanos sobre balsas de piedra pómez volcánica florando sobre el Océano Índico, que llegaron hasta la costa oriental de África, incluso un año después de la erupción.
La ceniza de la explosión alcanzó los 80 kilómetros de altitud y viajó por la superficie del mar.




La historica erupcion del Volcan Krakatoa

TSUNAMIS

Incluso en lugares tan distantes como Sudáfrica, los barcos se mecieron por los remanentes de los tsunamis y se encontraron cuerpos de víctimas flotando en el océano durante semanas después del acontecimiento.
El tsunami que acompañó la mayor de las erupciones fue supuestamente provocado por flujos piro clásticos gigantescos que entraron en el mar.
Cada una de las cuatro explosiones estuvo acompañada de flujos piro clásticos masivos, resultado del derrumbamiento gravitacional de la columna de erupción.
Como consecuencia, varios kilómetros cúbicos de material volcánico entraron en el mar, desplazando igual volumen de agua de mar.



La isla de Krakatoa antes y después de la erupción


ANAK KRAKATAU

En 1927 comenzaron nuevas erupciones volcánicas en el fondo del mar, de las que surgió una nueva isla en el mismo lugar, conocida por los lugareños como Anak Krakatau ("Hijo de Krakatoa").
Esta isla superó la superficie del mar en 1928 y, en 1973, ya alcanzaba una altura de 190 metros. Sigue creciendo a razón de unos cinco metros por año.
La isla está deshabitada.
Algunos geólogos aseguran que Anak Krakatua sufrirá una gigantesca erupción en el futuro, quizás con la misma fuerza que el volcán anterior.



Anak Krakatoa

Cono volcánico de Anak Krakatoa enmedio de las tres islas

El Anak Krakatau ('Hijo del Krakatoa')

EFECTOS GLOBALES DE LA ERUPCIÓN DE KRAKATOA

La erupción oscureció el cielo de todo el mundo durante años y produjo espectaculares puestas de sol en todo el globo durante varios meses.
El 2004, un astrónomo propuso que el cielo rojo ensangrentado mostrado en la pintura "El grito" (1893) de Edvard Munch es también una precisa representación del cielo sobre Noruega después de la erupción.
La erupción también produjo un anillo de Bishop (halo difuso marrón o azulino) alrededor del Sol diariamente y una luz púrpura volcánica en el crepúsculo.



El Grito, de Edvard Munch 

Mapa de Krakatoa como es hoy en día

¿Te ha gustado? Entonces quizás te interese:

Isla Sumba
Isla Halmahera
Micronesia Española
Isla Célebes