miércoles, 29 de julio de 2015

Lauria

                                                                                   Mapa de Lauria


Lauria es una isla del archipiélago de las Islas Orcadas del Sur, situada en el Océano Antártico y reivindicada por el Reino Unido y Argentina.

La isla es la segunda más grande del archipiélago y la más oriental. Los únicos habitantes de la isla viven en la Base Orcadas perteneciente a Argentina. Dicha base, fundada en 1904, es el establecimiento humano permanente más antiguo existente en todo el territorio antártico.

La isla está formada por rocas sedimentarias, de grano fino de color gris verdoso o gris azulado. La grava contiene granos de diferentes minerales, siendo el cuarzo la piedra más numerosa.

Lauria tiene un clima de tundra muy próximo al límite con el clima polar.

En primavera la isla es visitada por numerosas especies de aves marinas que forman colonias. Estas especies son: petrel gigante, petrel de las tormentas, eskúas, gaviotín antártico, cormoranes, pingüino papúa, paloma antártica y gaviotas.



                                                   Mapa de las Islas Orcadas del Sur



                                                           Mapa de situación de las Orcadas en la Antártida


Datos estadísticos:

Superficie - 86 Km²
Población - 45 habitantes






                                                      Base argentina de las Orcadas




UN POCO DE HISTORIA

La isla fue descubierta en 1821 por el crucero que realizaban conjuntamente el estadounidense Nathaniel Palmer y el británico George Powell. El cartógrafo autor del mapa de la isla, Richard Holmes Laurie, fue el motivo por el que la isla recibió este nombre.
La primera casa construida en la isla y por consiguiente el primer asentamiento humano fue Omond House, construida por la Expedición Antártica Nacional Escocesa en 1902. Allí comenzaron las primeras observaciones aunque el gobierno británico siempre consideró a la isla un lugar sin importancia.
En 1904 se pasó el control al gobierno argentino para la continuidad del programa de observaciones. Los materiales y la casa fueron vendidos y los argentinos tomaron posesión de la isla.
Allí se instaló un observatorio meteorológico y una oficina de correos.
En 1908, el Reino Unido se lamentó de la perdida de la isla y reclamó nuevamente su soberanía.
En 1925 se intensificó la controversia al construir los argentinos una estación telegráfica inalámbrica sin informar al Reino Unido.
En 1959 se firmó el Tratado Antártico impidiendo la realización de nuevas reclamaciones o la ampliación de las existentes.




                                                         Omond House en 1903



                                              Cementerio del destacamento de las Orcadas



                                                                                   Bahía Uruguay


BASE ORCADAS

La Base Antártica Orcadas es una estación científica que Argentina posee en la isla Lauria. Es la base más antigua de las bases antárticas todavía en funcionamiento y opera a través de la Armada Argentina. Se llamó Destacamento Naval Orcadas hasta que en la década de 1990 su nombre fue modificado al actual.
La base se encuentra a 1.501 kilómetros de distancia de la ciudad más austral de Argentina, Ushuaia y ocupa un área total de4800 m², con 11 edificios que poseen una superficie combinada de 2101 m², de los cuales 423 m² se destinan a vivienda.
Las Cabañas en Bahía Scotia incluye la cabaña de piedra construida en 1903 por la expedición antártica escocesa dirigida por William S. Bruce, la cabaña meteorológica y el observatorio magnético de Argentina, construidos en 1905 y conocidos como la Casa Moneta. Además hay un cementerio con 12 tumbas, de las que la más reciente data de 1903. Todo ello fue designado Sitio y Monumento Histórico de la Antártida.
En la base se realizan investigaciones sobre glaciología continental y marina, sismología y observaciones meteorológicas. 



                                                      Base argentina de las Orcadas



                                                       Base argentina de las Orcadas




                                                            La foca de Weddell



                                                         Pingüino de frente dorada



                                                              Pingüino Emperador



                                                              Sacúa antártida



                                                                                      Petrel Blanco


CRÓNICA SEGÚN JUDITH SCHALANSKY

Allan George Ramsay está llegando a su final; durante el viaje entre Troon y las islas de Cabo Verde sintió de nuevo el punzante dolor en el pecho que había empezado a mostrarse durante su semana de descanso en las islas Falkland y que cada vez aparecía con más frecuencia e intensidad. Ya no podía negar la evidencia; él, el jefe de máquinas del Scotia, estaba gravemente enfermo; pero decidió no decírselo a nadie. ¿Qué otra cosa podía hacer? ¿Ponerse en contacto con el jefe de expediciones, para que lo enviaran de vuelta al hogar en Escocia lo antes posible, a sabiendas de que estaban en la mitad de la nada, donde nadie tenía los conocimientos necesarios para reemplazarle? No tenía elección, y además, y especialmente, quería ver con sus propios ojos las montañas blancas del sur y los glaciares emergentes de la Antártida.
Vio esto en febrero, cuando quedaron bloqueados por el hielo y no pudieron seguir avanzando hacia el sur, entonces decidieron pasar el invierno en Lauría. Tras fondear las playas de la orilla durante varios días, por fin encontraron un recodo seguro para desembarcar, entonces Ramsay ya no pudo hacer nada más. Mientras la tripulación del Scotia se adentraba en las espesas capas de nieve para construir cabañas, clasificar colonias de pingüinos y realizar todo tipo de investigaciones meteorológicas y magnéticas, Ramsay permanecía en el barco, envuelto en numerosas mantas, acurrucado junto a la única estufa del camarote.
Murió el 6 de agosto de 1903 de un fallo cardíaco; dos días más tarde, enterraron su cuerpo en la playa norte de la Bahía Escocia, a los pies de una montaña que desde entonces lleva su nombre. La tripulación completa de la Expedición Nacional Escocesa a la Antártida y algunos pingüinos lo velaron; Kerr, el asistente de laboratorio, vestido de kilt, tocó con la gaita una canción fúnebre escocesa: Ordeñando ovejas escuché esta canción / que cantan las jóvenes en los días oscuros / mientras se lamentan por estos tristes motivos: / Las flores de los bosques están todas marchitas, siempre completamente acabadas. / El orgullo de nuestra tierra yace frío sobre el barro.



                                                        El Scotia en Lauria en 1903




                                  Sello argentino conmemorativo de los 110 años de la Base Orcada



                                                                           Albergue en la isla Lauria

¿Te ha gustado? Entonces quizás te interese:

Isla Elefante
Isla del Cerrito

No hay comentarios:

Publicar un comentario