sábado, 26 de diciembre de 2015

Gorée

                                                                                     Mapa de Gorée


Gorée es una isla ubicada en el Océano Atlántico y perteneciente a Senegal.

La isla está situada a tan solo tres kilómetros de la capital senegalesa, Dakar.

Gorée es de origen volcánico y la isla está formada por lava solidificada. El uso del basalto es frecuente en las construcciones insulares.

Los habitantes de la isla siempre fueron pescadores. Hoy en día el turismo es una importante fuente de recursos.
El nombre de la isla podría venir de su época en manos holandesas pues ellos la conocían con el nombre "goedde redde" (buen puerto).
Las calles de Gorée son de tierra, con tonalidades beige y ocres. Son calles tranquilas y limpias, sin vehículos a motor. Los únicos ruidos son las voces de sus habitantes, los gritos de las vendedoras o el chapoteo de los niños en el agua.
Las mujeres caminan elegantes vestidas con su gran "bubú", el vestido tradicional, y el turbante. Las buganvillas se desparraman por los muros de las mansiones coloniales. Los tejados rojizos y los balcones de hierro de las casas recuerdan un pasado más espléndido.

La etnia predominante entre la población es la wólof y la religión mayoritaria es la musulmana.

La totalidad de la isla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978.



                                            Situación de Gorée en las costas senegalesas


                                                       Vista de la isla de Gorée



Datos estadísticos:

Superficie - 17 Km²
Población - 1.102 habitantes (datos de 2007)






UN POCO DE HISTORIA

El explorador portugués Dinis Dias llegó a la isla en 1444.
Los holandeses se apoderaron de Gorée en 1617 y más tarde serían los franceses los que se implantaron en la isla en 1677.
Gorée fue ocupada por los ingleses entre 1804 y 1817 y después regresaría a manos francesas.




                                                          Mapa de Gorée de 1772



                                                             Mujer de Gorée


                                                                             Grupo musical de Gorée


MERCADO DE ESCLAVOS

Durante más de tres años, la isla fue el más importante mercado de esclavos para aprovisionar de ellos a Estados Unidos, Caribe y Brasil.
En 1536 se construyó la primera Casa de Esclavos y desde entonces hasta 1848, año en que Francia abolió la esclavitud, en esta isla se estableció la base más activa del comercio de esclavos.
Allí se "almacenaron" en condiciones inhumanas a más de 20 millones de personas que fueron sacadas de África hacia América.





                                                      Antigua prisión de esclavos




LA CASA DE LOS ESCLAVOS

Gorée ha quedado para la historia como un recordatorio de la barbarie de la explotación humana que cristaliza en la Casa de los Esclavos, un edificio colonial de color rosáceo del siglo XVIII reconvertido en museo que simboliza el dolor de la esclavitud.
La casa es una de las más antiguas de la isla.
La casa incluía una sala para los hombres, una para las mujeres, otra para mujeres jóvenes, otra para niños, y otra para recuperar peso. Se tenía cuidado en que los llantos de los niños no pudieran ser escuchados por sus madres para que estas no sufrieran y eso les perjudicara en su salud. En este mercado de personas las mujeres tenían incluso más valor que los hombres.
Todos los esclavos eran exhibidos en las escalinatas exteriores de la Casa de los Esclavos, donde eran manejados como animales para discutir su precio.
Desde la "puerta sin retorno", un sin número de senegaleses partió por última vez de su tierra natal antes de embarcar en los barcos negreros.
En frente de la Casa de los Esclavos hay una estatua en memoria a este pueblo, para que no se nos olviden los episodios que el hombre nunca debió haber cometido.



                                                         Casa de los Esclavos


                                                        Casa de los Esclavos


                                  Se calcula que millones de esclavos pasaron por la isla de Gorée


                                                                               Gorée, el llanto negro


OTROS LUGARES CON ENCANTO

La base del Castel es una fortificación levantada por los holandeses y que durante la Segunda Guerra Mundial se le añadieron unos cañones para defender la ciudad de Dakar.
En esta colina es donde se encuentran la mayor parte de los puestos de artistas.
Caminando hacia el norte desde la colina se encuentran diferentes construcciones coloniales como colegios o edificios administrativos en los que vive gente.
También hay un insólito campo de fútbol de tierra con dos baobabs como portería.
Para apoyar la creación artística, el municipio de Gorée organiza eventos culturales bienales que pretenden mantener vivos los lazos con la población africana de Estados Unidos y resto de América.



                                                      Castillo y fuerte de San Miguel


                                                            Mezquita de Gorée


                                                         Mercadillo de pinturas


                                                                               Callejuelas de Gorée


LUGAR PARA VISITA DE ILUSTRES

La isla de Gorée, por su simbología, es lugar de peregrinaje frecuente de personalidades. Aquí mismo pidió el papa Juan Pablo II perdón por el pecado de la esclavitud "cometido por el hombre contra el hombre".
Otros dijeron frases como "en este lugar, la libertad y la vida fueron vendidas".
Nelson Mandela, George W. Bush, Bill Clinton, François Hollande, Barack Obama o la reina Sofía también viajaron a Gorée.



                                                          Vista de Gorée Castel


                                                           Callejuelas de Gorée




                                                   Estatua en la Casa de los Esclavos


                                                              Pescadores


                                                        Los colores de Gorée



No hay comentarios:

Publicar un comentario